lunes, 31 de enero de 2011

Introducción a la "Paleosfera"

Hasta ahora nos han hecho creer desde las organizaciones de la salud y desde la medicina en general una serie de recomendaciones para conseguir una salud óptima supuestamente basada en la evidencia científica. Sin embargo, habría que inmiscuirse más en profundidad, en esa teoría científica para darse cuenta que si bien, en su momento, hace ya más de 40 años la evidencia dictaba unas normas tales como las tan conocidas como la dieta basada en los hidratos de carbono, pocas grasas; moderar el consumo de alimentos de origen animal e incrementar el de verduras y frutas pero, ahora (y desde hace ya bastante tiempo también) se está viendo como esos estudios no eran para nada fiables aunque como resultado han dejado un bloque económico industrial en la alimentación que es la que maneja el mundo de la nutrición así como un montón de mitos que crecen a su alrededor.

En lo sucesivo iré citando estudios, explicando las bases del metabolismo y, en consecuencia, recomendar la alimentación que sería la más óptima, lejos de las pautas de la OMS (Organización mundial de la salud). Como bien se titula el artículo, se trata de una introducción al tema, en este caso, la "Paleosfera" o todo lo que engloba la estilo de la vida "paleo". Así pues, para continuar definiré este concepto para que el lector vaya familiarizándose con él. "Paleo" viene de paleolítico y, por tanto, trata de descubrir las bases de la alimentación natural para el ser humano, para la cual nuestra genética está preparado y nuestra salud, sería óptima. Por tanto, olvídense de los cereales o las legumbres, productos agrícolas que eran imposibles antes del descubrimiento de la agricultura y empiecen a pensar en los cuatro grupos de alimentos naturales por excelencia: la carne, el pescado, las frutas y bayas y verduras; en segundo lugar con la adición de lácteos y huevos como componentes de este tipo de alimentación.

Todo esto se basa en el conocimiento de que nuestro genoma no ha variado al menos desde hace 40000 años y, sin embargo la agricultura sólo existe desde hace unos 10000 años y su generalización, aún mucho menos tiempo por lo que, en términos evolutivos es tan pequeño que no da tiempo a los organismos a adaptarse. En consecuencia, aparecen enfermedades como la diabetes, enfermedades mentales nuerodegenerativas, cardiovasculares, osteoporosis o la obesidad. Parece ser que con alimentación correcta según la evolución son totalmente evitables estos problemas que han llegado a ser epidemias en el mundo desarrollado y que, en épocas pretéritas no existían.

Con esta breve introducción, doy la bienvenida al blog a todo aquel interesado en la nutrición y la salud. Con mucho orgullo, además, de ser una de las pocas fuentes de información en español de la paleosfera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario