sábado, 5 de marzo de 2011

El tiroides y la alimentación: Hipotiroidismo

La glándula tiroides [1] es una glándula endrocrina de importancia capital en el metabolismo pues, los niveles plasmáticos de hormonas tiroideas inciden en el metabolismo de todos los macronutrientes, el funcionamiento del resto del sistema hormonal, inciden en cambios cognitivos y en regular el metabolismo basal.

El funcionamiento de la glándula tiroides viene determinado por la secreción desde el hipotálamo [2] de la TRH que estimula la secreción en la hipófisis [3] de la tirotropina (TSH) que a su vez estimula la producción de tetraiodotironina (T4) [4] en la glándula tiroides y la triiodotironina (T3) [5] que es la forma activa de esta hormona. El eje regulador de la actividad tiroidea es el llamado "hipotálamo-hipófisis-tiroides" mediante un sistema de retroalimentación negativa en donde a más T4 y T3 libre menos producción de las hormonas estimulantes de su producción (TSH) y viceversa.

La glándula tiroides solo produce un 20% de la T3 y toda la T4. La conversión de T4 en T3 depende de los tejidos que metabolizan la T4  en un 80%. La vida media en la sangre de la T4 es de unos 7 días que pueden ser más en caso de disfunción tiroidea o menos en caso de hiperfunción de la glándula. En este caso me centraré en la disfunción, hipotiroidismo (HT) [6] pudiendo ser de dos tipos: primario o autoinmune (Hashimoto) o secundario o central. El primer caso, el síndrome de Hashimoto se caracteriza por una disfunción de la propia glándula tiroides que no responde a la estimulación de la TSH. Por eso se presentan niveles muy altos de THS y bajos de T4. Para el caso del HT central, la T4 se presenta baja por una baja estimulación de la TSH resultando en ambas hormonas anormalmente bajas. El caso más normal es el primero de etiología desconocida y supone más del 90% de los casos de HT. Asimismo está enfermedad se da predominantemente en mujeres (aprox. un 80%).

La sintomatología de la afección es variable y confusa en muchos casos aunque siempre suelen tener bastantes cosas en común como es la tendencia a ganar peso por la ralentización del metabolismo basal, tendencia a la depresión [7, 8] debido a una reducción de la serotonina (5-HT) [9]. También se ha comprobado como puede disminuir las capacidades cognitivas/intelectuales como la memoria o la inteligencia [10, 11] por el desequilibrio, posiblemente, en los neurotransmisores como un aumento de la catecolaminas. De hecho se ha comprobado unos niveles hasta 3 veces más altos de noradrenalina [12], niveles a lo largo del día más altos de cortisol (hasta el doble) [13]. La incidencia de los niveles altos de cortisol (recordemos, hormona del estrés) son perjudiciales en la cognición y hacen tender hacia una intolerancia al estrés en conjunción con la elevación de las catecolaminas, esto es, poca resistencia o mayor sensibilidad al estrés; en síntesis puede conllevar depresión. Se ha visto un cansancio acusado en los pacientes de hipotiroidismo por la reducción del metabolismo basal, el cual ralentiza todas las reacción metabólicas del cuerpo así como, de nuevo, a priori, el cortisol elevado que somete a un estrés constante: fatiga. Regresando al plano intelectual, también se ve afectado el hipocampo, parte del cerebro relacionada con la memoria y la depresión en caso de su reducción [14]. Por último, el HT se relaciona con enfermedades coronarias y arteriosclerosis, incluso, el HT subclínico en el que solo se aprecia un THS elevado pero sin reducción del T4 [15, 16, 17] así como enfermedades mentales [18]. Aumentos en los niveles de la lipoproteína de baja densidad (LDL) oxidado [19]. Metabolismo anormal de muchos minerales como el zinc [20] y un retraso o disminución en los niveles y actividad de la GH (hormona del crecimiento) [21] con lo que podría afectar al crecimiento.

Ahora bien: ¿Cómo afecta esto a la alimentación o cómo podemos paliar la sintomatología o parte de ella al menos?
Pues, en primer lugar, hemos de tener en cuanta un factor determinante en el desarrollo de la tiroiditis y es el omega 6 pues su exceso disminuye la actividad tiroidea [22], de ahí que haya que tener cuidado especial con las grasas poliinsaturadas y los alimentos ricos en éstas. Sería la primera línea de actuación a la hora de planificar una dieta o plan de comidas. Normalmente las recomendaciones dietéticas para el HT son justo al contrario: eliminar las grasas saturadas y aumentar las poliinsaturadas, es decir, usar aceites vegetales como el de girasol o soja y semillas como las nueces [23] en concordancia con las recomendaciones de la OMS actuales. Pero como la mayoría de alimentos ricos en grasas poliinsaturadas con muy ricas en omega-6 y pobres en omega-3 excepto los pescados son contraproducentes. Así pues, los aceites vegetales excepto el de oliva y coco o palma roja por contener pocos ácidos grasos poliinsaturados quedan excluidos terminantemente.

El segundo punto de actuación es combatir la reducción del metabolismo basal, con lo cual, la dieta debe ser hipocalórica. Esto es fácil y solo hay que comer menos de lo habitual para no favorecer la acumulación de grasas y, en consecuencia, el sobrepeso.

El tercer punto lo dedicaría, a propósito de la reducción del metabolismo basal (MB), a incrementarlo por medio de la termogénesis que produce un consumo alto en proteína [24] además del resto de tips que se pueden ver en el enlace a este mismo blog para perder peso.

El cuarto punto lo dedicaría a los carbohidratos (CH). Se ha comprobado sus efectos neurológicos que podrían afectar al correcto y estable "balance" de neurotransmisores [25] así como entorpecer los mecanismos de control de peso y saciedad, además, se sabe que no son imprescindibles pues son sintetizables por el proceso de gluconeogénesis. Los CH producen retención de líquidos, contraproducente con la tendencia a acumularlos en caso de HT (mixedema) [26]. La dieta ha de ser baja en CH.

Un tema a debate, el punto cinco, lo dejo para ver si el IF (ayuno intermitente) sería o no apropiado. Se sabe que aumenta las catecolaminas y el cortisol lo que podría colaborar con las ya aumentadas hormonas debido a la propia patología, sin embargo, los beneficios en salud del mismo podrían compensar. En detalle, el aumento de las catecolaminas y cortisol podría disminuir la sensibilidad al estrés por una disminución en los receptores de ambos en el sistema nervioso con el consiguiente beneficio. Por otro lado, el ayuno incrementa la GH compensando, posiblemente, los niveles bajos de la misma por el HT. Se ha comprobado su eficacia en la pérdida de peso graso con lo que un mejor perfil lipídico también disminuye los marcadores de inflamación como es consabido y disminuye el riesgo cardiovascular y de dislipidemia [27]. En conclusión, el IF podría ser interesante en la práctica.

El sexto punto atiende a la fibra dietética [28]. Podría aumentar la motilidad intestinal reducida por el descenso de la MB pero disminuye la absorción de nutrientes con lo que, en una dieta hipocalórica, más baja por esta condición en minerales y vitaminas no sería muy adecuado. Quizás podría ser una buena idea mantener la ingesta de algo de fibra de verduras por ejemplo pero no en exceso.

En séptimo lugar, se ha comprobado el efecto de la soja en el HT siendo negativo y colaborando en su aparición [29]. Además, los fitoestrógenos de la soja también actúan a otros niveles produciendo cambios hormonales y los antinutrientes como el ácido fítico reducen la absorción, por ejemplo, de la propia medicación. La soja debe ser eliminada.

El hipotiroidismo se resuelve con la terapia sustitutiva con levotiroxina que complementa la hormona tiroidea natural pero, con estos tips se puede solventar problemas previa terapia o cuando ésta aun no ha hecho todo el efecto deseado.  La dieta rica en proteína animal, moderada en grasa, poco calórica por tanto y baja en CH con IF quizás podría ser la idea; también atendiendo a la limitación de los omega-6 y la soja.

Asociado a la terapia con hormonas tiroideas, la T4 y T3 algunos autores han comprobado la eficacia de la implementación de T3 en pacientes con depresión pues ayudaría en conjunción con la medicación propia psicofarmacológica [30, 31]. El T3, recordemos, es la forma activa de las hormonas tiroideas y, para el caso, produciría un incremento en la producción de 5-HT (serotonina), el neurotransmisor más relacionado con la depresión, un aumento del MB con la consiguiente "reactivación" del metabolismo y podría bajar la producción de glucocorticoides (típicos del HT y la depresión). Asimismo se ha visto, a razón de los efectos del HT subclínico en el cuadro depresivo como podría ser un tratamiento útil también en estos casos [32]. Regresando a la nutrición después de este inciso más propio de la psiquiatría, el aumento de la MB por la disminución en el consumo de ácidos grasos omega-6 en sinergía con una mejor proporción entre omega-6 y 3 podría mejorar los estados depresivos por este efecto aunque, aun más, por el simple hecho de que el sistema nervioso central tendría, en caso de un buen ratio omega-6/3 la capacidad de sintetizar con mayor facilidad ácidos grasos omega-3 de cadena larga como el EPA y DHA importantes para el cerebro [33]. Además, se ha observado una relación entre los lípidos sanguíneos con el desarrollo de la depresión. El bajo colesterol se correlaciona con la depresión y el suicidio así como también la baja ingesta de ácidos grasos omega-3 o exceso de omega-6 [34]. En relación con la tiroiditis podría haber una relación con ésta con el consumo de lípidos tanto en cantidades como proporciones y, de esta manera ser una patología derivada de desequilibrios alimenticios en tanto que el sistema inmune (tiroiditis de Hashimoto) atacara al propio tiroides producto de un error. Esta hipótesis es aplicable al resto de enfermedades autoinmunes y metabólicas.

La terapia dietética podría ser un eficaz paliativo de los síntomas depresivos y neurológicos de la hipofunción tiroidea; en la práctica podrían evitar el uso de fármacos antidepresivos aunque, por suerte, éstos (como la fluoxetina [35]) se han mostrado como seguros en casos concomitantes con HT [36]. Por descontado queda, dados los estudios y conclusiones obtenidas que la terapia dietética puede ser un potente arma para prevenir el propio desarrollo de la patología y no solo limitarse a ser un paliativo de su sintomatología.

15 comentarios:

  1. Maravilloso post.Muy muy interesante.

    A seguir asi , muchas gracias !!!

    ResponderEliminar
  2. Algo a tener muy en cuenta también es el efecto de un leaky gut y/o enfermedad autoinmune (supuesta etiología desconocida). Es útil medir los niveles de transglutaminasa tisular (tTG) aún sin ser celíaco. Ojo con la interacción de WGA del trigo con los residuos de NAG en la tiroglobulina.

    ResponderEliminar
  3. Isaac Rodríguez:

    Gracias. Espero seguir publicando de cuando en cuando.

    Somatotropina:

    Cierto. Aunque al final todo se traduce en evitar los alimentos neolíticos que contienen la mayor cantidad de antígenos y la reducción de los carbohidratos ya indice en la supresión de los alimentos altos en CH como los panes y demás.

    Gracias por la aportación y un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Hola David, felicidades por tu blog, bueno yo cuando estoy algo de bajón en vez de tomar levotiroxina 50 me la subo a 100 o 150 durante unos días y me encuentro mejor..lo de bajar de peso es bastante más complicado..muy complicado..tengo hecho absolutamente de todo y auténticas burradas.
    Estoy en proteica e hipocalórica con IF de 16 horas,con batido de proteina pura y verdura , no paso de 20g de hidratos ,unas 1000 calorias diarias..45 minutos de pesas por la mañana(algo nuevo para mí)y aún así...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. María del Carmen:

    Yo también tomo levotiroxina y no tengo problemas de peso. Hay que también ser un poco inteligente si se me permite la expresión, porque aquí la gente espera perder de golpe y porrazo cada semana 2 o 3kg y eso es imposible salvo en las primeras semanas en donde la pérdida de líquidos hace parecer que se pierde mucho peso de grasa pero no, solo son líquidos.

    Vamos a calcular por ejemplo, el peso que uno perdería sin comer absolutamente nada cada día: supongamos una persona que mantiene peso con 1800kcal, eso equivale a 200g de grasa pues cada gramo de grasa son 9kcal. Con este sencillo cálculo podemos asegurar que la persona en huelga de hambre total solo perderá 200g de grasa por día o, lo que es lo mismo, 200x7=1400g cada semana. Pero en tu caso si comes y vamos a suponer que tienes de verdad un metabolismo muy "lento" y solo gastas 1200kcal por día, con el ejercicio que haces, unas 1500kcal por día y comes 1000kcal; pierdes por tanto 500kcal por día. Esto es poco más de 50g de grasa al día, por consiguiente, pierdes 50x7=350g de grasa por semana. La pregunta obvia es: ¿pierdes peso? Sí como ves, sino comieras nada por ejemplo solo perderías un 1kg mas o menos, como lógicamente quieres mantenerte bien comes algo, luego la pérdida de peso es pequeña. Esto solo es un ejemplo. Pero así te puedes dar cuenta de que esto no es fácil y los tips aquí expuestos son para facilitar pero no milagros. Quizás sino hicieras lo que haces no perderías nada de peso. Otra cosa es que como la pérdida de peso por semana es pequeña si acumulas por alguna razón más agua puede aparecer en la váscula que no has perdido nada de peso o incluso que has ganado pero esto es falso. Es como si antes de pesarte te bebes 2litros de agua, obviamente, pesarás 2kg más pero no por ello has engordado.

    Finalmente, es la paciencia y la constancia lo que hará que rebajes el peso y el no hacer tonterías que puedan ir contra salud.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Hola, yo también tengo hipotiroidismo, no estoy tomando nada de nada. Tengo la H. estimulante del tiroides en un 7 y algo, la tiroxina libre la tengo en los niveles normales (1,6 o por ahí).

    Llevo un tiempo con el IF y con una dieta carnívora. El caso es que esta semana que viene iré a hacerme un análisis a ver si los niveles de TSH han bajado algo, o por lo menos que no hayan subido.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Javier:

    Será interesante el resultado pero más aun es si los síntomas que tenías han remitido o no. Espero que sí.

    Suerte y un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Ultimamente veo demasiados casos de hipotiroidismo en mujeres de 30 años en adelante, se está convirtiendo en "lo normal"
    Gracias por un artículo tan currado!!

    ResponderEliminar
  9. Me gusta estar bien:

    Gracias a ti por seguirme. Sí, en efecto se está volviendo una epidemia y creo que aunque muchos quieran obviarlo a qué se debe... Igual con esto y con las enfermedades mentales que hasta en mi temario de nutrición, en España, aumentarán según predicciones desde el 9% al 15% del total de la población en unos 15 o 20 años. Mi primera pregunta es: ¿Qué se considera una neurosis? ¿dónde están los límites de lo normal en la diversidad de personalidad y forma de ser y hasta dónde se quieren vender fármacos? y luego, ¿por qué no atendemos a las formas de prevención a las razones reales del problema? ya hasta me voy por la filosofía pero sí, cabrea en cierto modo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. Hola David, me ha encantado tu blog. Yo tengo Hasamoto y sigo la paleo dieta desde hace unos tres meses por recomendacion de un titulado en PNI clínica. Lo único que he hecho es eliminar todo lo que me ha desaconsejado. Además de lo genérico en la paleo, para el tiroides me quitó las solanáceas (papa, tomate, berenjena y pimiento), todas las coles, espinacas, berros, todos los lacteos y alguna cosa más. Y me aconsejó 14 huevos a la semana y unas 5 piezas de fruta al día. He bajado unos 10 kilos sin esfuerzo porque ahora como menos y tengo menos hambre y hace poco he empezado a hacer algo de ejercicio preferiblemente en ayunas, sobretodo bicicleta y gimnasia. Lo de los bajones no sé si deben a desajuste hormonal, porque lo que me afecta son sobretodo mis problemas sociales, aunque nunca se sabe que fue primero si el huevo o la gallina. Gracias por tu interesante info

    ResponderEliminar
  11. Laprofe:

    Hola y gracias por seguirme. Me parece interesante tu caso. Realmente no habría razón para suprimir algunos de los alimentos que has nombrado (por ejemplo lácteos) ni hay razón para consumir 5 piezas de fruta al día, no es nada beneficioso. Aunque todo depende de si tienes alguna intolerancia claro.

    Sí puede cansado estar tan restringido en las comidas en la vida social aunque todo es saber adaptarse. Lo de los bajones no los entiendo excepto que lleves poco tiempo con la dieta. Si tienes alguna pregunta puedes contactar conmigo por mail.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Hola David, tu blog, de temática o nicho parecido al mio aunque más técnico, me ha parecido muy interesante! Estoy al tanto de muchas de las cosas que cuentas y da gusto leerte. Voy a tomarme unos días para leerme todas tus entradas. Te invito a que pases por el mio, creado hace muy poco y des tu opinión sobre los diferentes temas.
    http://sobreelfaro.blogspot.com/2011/09/parte-i-alimentacion-occidental-la.html
    Un saludo y seguimos en contacto.

    ResponderEliminar
  13. Hola.. me gustaria saber como interacciona la levotiroxina con el organismo.Gracias :)

    ResponderEliminar
  14. buen dia, necesito que me guie,
    Hace un mes comencé el estilo de vida paleo,

    Tenia el TSH en 1 la T3L en 2,90 y la T4L en 1,4 pero no me sentía bien. Junto con la levotiroxina me tomo un complejo vitaminico que me mandó el médico que supuestamente también controla la insulina y en la cena aldactone

    Hace un mes y medio me dejaron la levotiroxina con el complejo vitaminico juntos

    Con el desayuno el aldactone del 6to al 15 del ciclo. dejé gluten, carbohidratos hasta las 10 o batata dulce, proteina y algunos vegetales

    Almuerzo vegetales y proteinas

    Merienda Almendras

    Cena Vegetales y proteina y glucofage de 500

    camino 45 min

    Me mandaron vit d porque la tengo deficiente pero igual no me subió, aqui no hay sol y hacen maximo 0 grados...yo soy del caribe y estoy haciendo un master en europa

    Deje los lacteos por la leche de almendra, y aunque me siento mejor en muchas cosas, como el animo, aun me siento cansada, me duele la cabeza y ya estaba durmiendo bien y ahora es intermitente ademas de un zumbido en el oido

    Los vegetales que consumo son: berros, aguacate, espinacas, tomates, pepinos, calabacin, etc.

    En un mes el TSH me subio a 2,93 y la t3l me bajó a 2,6
    que puedo estar haciendo mal? si alguna otra persona me puede aconsejar

    gracias

    ResponderEliminar
  15. Buenas,
    Tengo una consulta. Yo nací sin glándula tiroidea. Me lo detectaron a la semana y a los 15 días ya comencé a tomar levotiroxina. Así llevo ya 30 años, los que tengo actualmente.
    Obviamente mi tratamiento es de por vida, pero no sé hasta qué punto me afectan los consejos para un hipotiroideo puesto que yo consumo artificialmente la hormona y todos los años realizo una analítica para adaptar el tratamiento a los parámetros considerados normales. La tomo en ayunas y espero una media hora para tomar el desayuno.
    Puesto que ya está fabricada, ¿los consejos para un hipotiroideo me son aplicables?
    Gracias por tu atención. Saludos.

    ResponderEliminar