sábado, 26 de marzo de 2011

Sobre la grasa y la leptina

Aquí un interesante estudio sobre la influencia de los ácidos grasos en la leptina [1].


Leptin is the product of ob gene, is a hormone mainly secreted by white adipocytes. Binding of leptin to its hypothalamic receptors alters various messengers that regulate energy expenditure, food intake, and the activity of the sympathetic nervous system, at least in rodents. Plasma leptin levels are tightly correlated with the total amount of white fat in the body. Leptin has therefore been considered as a "lipostatic factor" contributing to the regulation of body weight via a negative feedback loop.

La leptina [2] es una hormona producto del gen "ob" y es secretada en la grasa blanca [3]. La leptina se se une a los receptores hipotalámicos influyendo en la regulación del gasto de energía, la ingesta de comida y la actividad del sistema nervioso simpático, al menos en roedores. Los niveles de leptina plasmáticos están estrechamente correlacionados con el montante total de grasa blanca en el cuerpo. La leptina ha sido por tanto considerada como un factor "lipostático" contribuyendo a la regulación del peso vía un mecanismo de retroalimentación negativa.


Se ha observado que la noradrenalina (NA) y la insulina (IN) están en relación con la secreción de leptina. Se ha visto como en ayuno o en condiciones en donde la IN es baja y la NA es alta (dieta baja en HC o ayuno) la leptina (LP) también decrece su nivel. Es entonces que, en un entorno lipolítico - favorable para la oxidación de las grasas - los niveles de LP bajan conjunto a los de IN y se alzan los de NA. Entendamos un entorno lipolítico en el que la cantidad de ácidos grasos libres (FFA) aumenta. Curiosamente, dentro de los ambientes lipolíticos, una exposición al frío tiene el mismo efecto hormonal y en la LP.


In vitro studies using isolated adipocytes have shown that insulin acutely stimulates leptin secretion and that {beta}-agonists such as norepinephrine, isoproterenol, or CL-316243 exert a strong inhibitory effect on insulin-stimulated leptin secretion

Estudios in vitro usando adipocitos aislados han mostrado que la IN estimula la LP y los beta agonistas como la NA, isoproterenol o CL-316243 tienen un fuerte efecto inhibitorio en la secreción de LP vía estimulación de la insulina - IN -.

Parece ser que los ácidos grasos pueden tener una influencia sobre la secreción de leptina:

  • Los ácidos grasos a partir de 8 carbonos (casi todos los ácidos grasos) inhiben ligeramente la transcripción de leptina.
  • El palmitato, además, inhibe la secreción de la insulina por lo que pudiera tener un efecto aun más fuerte.
  • Los ácidos grasos, en suma, tendrían un efecto similar al de la NA.
  • El efecto de los ácidos grasos es independiente de sus insaturaciones.
¿Para qué queremos saber todo esto? Pues, veamos, el punto clave es que se encuentra que a mayor tejido adiposo (grasa) mayores niveles de leptina en plasma. En un principio da la impresión que es la leptina la causa de la acumulación de grasa pero esto no es así ya que se conoce como estimula el sistema nervioso simpático y aumenta el consumo de energía. Entonces, como se dijo antes, la leptina actúa como un regulador del peso, elevándose conforma se acumula grasa para aumentar la tasa metabólica y "quemarla". Una vez disminuye la cantidad de grasa, también lo hace la de la leptina y así se compensa y se mantiene una cantidad de grasa acumulada idónea. Es un mecanismo de feedback negativo.

Los ambientes hormonales entre las dietas altas en grasa y bajas en carbohidratos (HC) son muy diferentes de los de las dietas bajas en grasa y altas en HC y esto, en cuanto a la facilidad del cuerpo para mantener el peso y regularlo per se, sin intervención consciente sobre él puede residir en la leptina un papel clave. También podría servir para entender por qué, pese a los niveles elevados de LP en obsesos, éstos no pierden peso y sus mecanismos de regulación están de alguna forma "atrofiados".

En primer lugar hay que dejar claro que un descenso en la leptina por un ayuno no es responsable de la mayor sensación de hambre y compensación del déficit calórico post ayuno o restricción calórica severa [4]. En un artículo dedicado al tema ya pudimos dilucidar la respuesta a esta pregunta [5] y sabemos que habría que fijarse más en la ghrelina por ejemplo. En el blog de Somatotropina se describe como existe una triada metabólica en donde surgen unos marcadores claros: hiperglucemia, hiperinsulinolemia e hiperleptinemia que son causantes de un mal metabólico en el cual se engloba la atrofia en los mecanismos de regulación de peso como una patología asociada a casi todas las enfermedades modernas [6].

Se echa la culpa de estos altercados en los mecanismos que nos ocupan por la ingesta de grasa saturada [7, 8, 9]. En efecto, no hay gato encerrado y la grasa saturada disminuye la sensibilidad a la insulina porque el palmitato (principal ácido graso saturado) media inhibiendo la oxidación de la glucosa y estimulando la de los ácidos grasos. Manteniendo una dieta alta en HC y alta en grasa, por lógica supondrá un conflicto entre los dos sustratos energéticos principales cuya resolución será: resistencia a la insulina por la ingesta de grasa saturada; elevación en los niveles de glucosa por la resistencia a la insulina y elevación en los niveles de leptina por la elevación de la insulina (como hemos visto antes). En un ambiente hormonal alto en insulina como se da en caso de dieta alta en HC, también es alto en insulina y con una ingesta de grasa más o menos alta podría sobrevenir en un problema puesto que los niveles de glucosa altos producen una reacción proinflamatoria, de igual manera los niveles altos de insulina y leptina [10, 11]. Además, el Dr. Robert K. Su, en su web, apunta como la insulina en exceso puede ser causa de cáncer [12] y también la hiperglucemia [13].

Sin embargo, en una dieta baja en HC y alta en grasa, la acción del palmitato sobre la insulina tendrá un efecto beneficioso pues hará que la grasa sea consumida preferentemente por los músculos y otros tejidos dejando la glucosa de los pocos HC para los tejidos glucolíticos como el sistema nervioso. Los niveles de leptina disminuirán como los de insulina y glucosa acarreando una disminución por tanto de la inflamación general. Podríamos temer una disminución del metabolismo basal (el consumo de energía en reposo) por los susodichos niveles de LP  reducidos pero, como se vio en el primer estudio, la estimulación del sistema nervioso simpático la sustituye la NA y también, aunque no ha sido nombrado antes, el cortisol.

La conclusión es consabida:
  • La dieta alta en grasa es antiinflamatoria siempre que la ingesta en HC sea baja.
  • La misma dieta reduce el estrés oxidativo y el riesgo de padecer enfermedades de todo tipo.
Evolutivamente, los niveles de leptina se intuyen como bajos pues el perfil lipídico era reducido en las tribus del paleolítico como nos muestran los vestigios de éstas, las que aun quedan en nuestros días. El ayuno era algo normal, apoyando la hipótesis de unos niveles bajos de leptina para la homoestasis del cuerpo humano. Por otro lado, se conoce como los pueblos más longevos practican la restricción calórica (otro factor atenuante de la leptina e insulina). Por último, hemos podido ver como la ingesta de grasa disminuye los niveles de leptina también, por tanto, la evidencia empieza a ser clara de la dicotomía entre la dieta moderna actual y su entorno hormonal y la dieta óptima que intentamos hallar con ahínco.

    11 comentarios:

    1. Hola,

      El aumento de leptina puede aumentar la actividad tiroidea y viceversa, es decir, no sería recomendable para alguien con hipotiroidismo reducir los niveles de leptina.

      En roedores se ha demostrado que la leptina regula la adaptación central entre los estadios de ayuno y alimentación y que los niveles en descenso de la leptina que se asocian con el ayuno suprimen el eje tiroideo. El hipotiroidismo en roedores se asocia con la reducción de los niveles de leptina y con un aumento de ressitina.

      Tener unos niveles bajos de leptina no nos beneficia en nada, así pues si se desea llevar una dieta alta en grasas y baja en CH se tendría que combinar esta con el ayuno intermitente, pues diversos estudios han demostrado que una comida después de un periodo de ayuno actúa como refeed (carga) y éstos producen picos en los niveles de leptina con la consecuente aceleración de la tasa metabólica.

      En resumen, creo haber leído por ahí que usted tenía hipotiroidismo, si lleva una dieta alta en grasas y baja en CH esta no haría más que empeorar su situación a no ser que practique usted el ayuno intermitente.

      Saludos.
      Saludos.

      ResponderEliminar
    2. Antonio:

      No se ha comprobado que el ayuno, con el consecuente bajo nivel de leptina llegue a producir hipotiroidismo. De hecho siendo yo mismo objeto de experimento mis niveles de T4l no sufrieron modificación con o sin ayuno intermitente (que ahora practico) con la dieta que propongo. De hecho con esta dieta con o sin IF mi hipotiroidismo ha mejorado hasta casi desaparecer.

      Hay que tener en cuenta que muchas veces (aunque no mi caso) la causa del hipotiroidismo puede estar relacionada con alguna alergia como al gluten que con esta dieta puede solventarse o mejorarse.

      Y tampoco hay que entender que la leptina vaya a ser 0 sino más baja.

      Saludos

      ResponderEliminar
    3. Ok, gracias por responder.
      Una cosa, si no es mucha indiscreción, ¿tu grupo sanguíneo es 0?

      ResponderEliminar
    4. Te lo preguntaba solo porque leí por ahí que los 0 tenían cierta predisposición a sufrir hipotiroidismo. Supongo que no tendrá nada que ver.

      Saludos

      ResponderEliminar
    5. Antonio:

      Desde luego que no tiene nada que ver. Yo pensaba que lo decías por las hipótesis sobre las dietas por grupo sanguíneo en las que parece, según dicen, que los tipo 0 son descendientes de los cazadores-recolectores y por ello la dieta "paleo" pudiera sentarles mejor. No tienen base científica en cualquier caso y son conjeturas y poco más.

      ResponderEliminar
    6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      ResponderEliminar
    7. Lo que hay que tener en cuenta es que la leptina es, al final de todo, una citoquina inflamatoria. Esta se eleva en respuesta a estrés fisiológico, igual que algunas interleukinas y el TNFa.

      Mi hipótesis es que todo se da a partir de un daño por una carga de glucosa. La elevación anormal de glucosa sanguínea (aquella que se alcanza con una carga de glucosa exógena, inflamatoria) produce una respuesta exagerada de insulina (anti-inflamatorio). La glucosa es rápidamente oxidada al ser tóxica, lo cual requiere un aumento de la termogénesis y gasto calórico mediado por factores inflamatorios (ie. leptina).

      Moraleja: La leptina es un indicador indirecto de inflamación. No comas carbohidratos.

      ResponderEliminar
    8. Lucas tafur:

      Sí, desde luego, al final todo redunda en lo mismo: no comer carbohidratos.

      Un saludo.

      ResponderEliminar
    9. ¿La lactosa es mala? 100g por 2 litros de leche

      ResponderEliminar
    10. Femoral:

      Como cualquier otro azúcar. Es necesaria para el desarrollo en la lactancia pero luego ya no.

      Un saludo.

      ResponderEliminar