sábado, 11 de junio de 2011

Dietas bajas en carbohidratos, altas en grasa mantenidas por tiempo

Se ha hablado mucho y se mitifica si se me permite la expresión con que las dietas bajas en carbohidratos pueden ser beneficiosas para perder peso pero peligrosas a largo tiempo por la acidificación de la sangre por ejemplo debido a la cetosis [1]. También nos viene la preocupación que las dietas altas en grasa, siendo para mantener el peso, suben mucho los niveles de colesterol LDL aunque también HDL. Después es curioso al menos para mucha gente saber que los niveles de triglicéridos son bajos y en cuanto a los marcadores de inflamación, queda una incógnita así como se propone que se podría producir demasiada resistencia a la insulina, tanta como para considerar una diabetes tipo II.

El Doctor Kwasniewski diseñó una dieta alta en grasa animal, baja en proteína y muy baja en carbohidratos que llamó "Optimal diet" (OD). Según él, la mejor dieta proveería de la cantidad suficiente de proteína, una mínima cantidad de carbohidratos para evitar la cetosis (aunque como se comprueba no lo hace en la práctica en muchos casos) y el resto grasa pues se considera el mejor combustible del cuerpo por su eficiencia que tanto se ha hablado y nos dice el nutricionista Lucas Tafur en "Bioenergetics" [2]. Dentro de eso, la grasa con preferencia animal, alto consumo de huevos y algunas vísceras.

Revisando lo experimentado por este doctor en su clínica obtenemos muy buenos resultados a largo tiempo y en el tratamiento de mil y una enfermedades de muy diferente naturaleza pero aun así existe un escepticismo muy marcado en la comunidad científica acerca de sus postulados y muchas reticencias y prejuicios. Pero he aquí un estudio en donde se pone a prueba a largo tiempo la dieta en hombres y mujeres y con las mediciones pertinentes [3, 4]:

Carbohydrate (CHO)-restricted diets have been recommended for weight loss and to prevent obesity, but their long-term effects have not been fully elucidated. This study was designed to evaluate the effect of long-term (>1 year) consumption of a low-CHO high-fat diet (“The optimal diet,” developed by Dr Kwaśniewski referenced herein) on lipid profile, glycemic control, and cardiovascular disease risk factors in healthy subjects. Of 31 “optimal” dieters enrolled in the study (17 women and 14 men, aged 51.7 ± 16.6 years)

Las dietas bajas en carbohidratos (CHO) han sido recomendadas para perder peso y prevenir la obesidad, pero sus efectos a largo plazo no han sido estudiados. Este estudio fue diseñado para evaluar el efecto a largo plazo (> 1 año) del consumo de una dieta baja en CHO y alta en grasa (La OD) en el perfil de lípidos, control de la glicemia, riesgo de enfermedad cardiovascular en sujetos sanos. De 31 seguidores de la dieta OD en estudio (17 mujeres y 14 hombres de edad comprendida 51,7 más o menos 16,6 años).

22 declared adherence to the diet for more than 3 years. Average energy intake and principal nutrients consumed were assessed from 6-day dietary records provided by the participants. In most dieters, concentrations of β-hydroxybutyrate, free fatty acids, total cholesterol, and low-density lipoprotein cholesterol exceeded the upper limits of the reference ranges for nonstarved subjects. The metabolic profiles of most subjects were positive for several indicators, including relatively low concentrations of triacylglycerols, high levels of high-density lipoprotein cholesterol (HDL-C), and normal ratios of low-density lipoprotein cholesterol/HDL-C and total cholesterol/HDL-C. In most subjects, plasma concentrations of glucose, insulin, glucagon, cortisol, homocysteine, glycerol, and C-reactive protein were within reference ranges.

22 de ellos declararon seguirla por más de tres años. La media de la ingesta de nutrientes fue apuntada por planes de comidas de 6 días facilitados por los participantes. En la mayoría de ellos la concentración de betahidroxibutirato, ácidos grasos libres, colesterol de baja densidad exceden los límites de referencia de sujetos normales que no están en estado de ayuno. Los perfiles metabólicos fueron postivos para la mayoría de los participantes para muchos indicadores, incluyendo bajas concentraciones de triglicéridos, altos niveles de la lipoproteína de baja densidad y buenos ratios LDL/HDL. En la mayoría de los sujetos las concentraciones de glucosa, insulina, glucagón, cortisol, homocisteína, glicerol y proteína C reactica estuvieron en rango.

Notably, in all but one subject, the homeostasis model assessment index of insulin resistance remained below the threshold for diagnosis of insulin resistance. These results indicate that long-term (>1 year) compliance with a low-CHO high-fat "optimal diet" does not induce deleterious metabolic effects and does not increase the risk for cardiovascular disease, as evidenced by maintenance of adequate glycemic control and relatively low values for conventional cardiovascular risk factors.

Notablemente, en todos menos en un sujeto, el modelo prefijado de referncia sobre el índice de la resistencia a la insulina se mantenía por debajo de la diagnosis de resistencia a la insulina. Estos resultados indican que a largo plazo (> 1 año) en conformidad con la dieta baja en CHO y alta en grasa OD no induce problemas metabólicos y no incrementa el riesgo de padecer riesgo cardiovascular, como la evidencia mantiene sobre el control de la glicemia y relativos bajos valores sobre los marcadores de problemas cardiovasculares.

2 comentarios:

  1. Hola David, te comento algo que escuché el otro día a ver que opinas:

    No hace mucho mi padre fue al velatorio de un compañero suyo que murió, según me contó mi padre de cáncer de colón. Los médicos le atribuían este cáncer a una dieta que había seguido durante varios años para adelgazar que consistía en comer solo carne y pescado, vamos una dieta cetogénica.

    A raíz de esto me dio por buscar información al respecto y encontré este estudio, que asocia un alto consumo de carne roja a un mayor riesgo de sufrir cáncer de colon: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15644544?dopt=Abstract

    También hace tiempo, encontré un estudio que ahora no encuentro donde se exponía una larga lista de problemas asociados a un bajo consumo de fibra.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Es preciso siempre que la motilidad intestinal sea buena y estable por lo que es recomendable en dietas bajas en carbos comer verdura fresca por ejemplo. Pero también hay que decir que las correlaciones de los estudios al respecto lo hacen sobre gente que come de todo pero más carne de lo normal por lo que no es aplicable a una dieta sin carbohidratos. Otro factor implicado, es, sin duda, el estado de la macrobiota, muchas veces descompensada y causa problemas desde leves como intolerancias a alimentos o síntomas fuera del sistema digestivo: cansancio sin razón, depresión; hasta síntomas graves que inducen hasta la pérdida de capacidad cognitiva.

    Además, aun así, tomar solo dos alimentos sin verduras ni otros frutos de vez en cuando y sin grasa (muy importante para mantener la motilidad intestinal, sobre todo la mantequilla y el aceite de coco porque contienen ácidos grasos de cadena media y corta necesarios para la flora) pueden producirse cosas como estas. No se olvide que yo no "vendo" una dieta alta en proteínas o solo de proteínas sino alta en grasa animal. Comer proteínas solas o casi solas puede sostenerse por pequeños intervalos de tiempo para reducir peso graso pero lo normal es jugar con más o menos grasas en la dieta, siendo indispensables éstas.

    Un saludo

    ResponderEliminar